martes, 9 de febrero de 2016

Un Capataz del Cielo de Sevilla

Hoy es un día muy triste para esa parte del mundo de nuestra Sevilla,que se asoma a las trabajaderas,con la humildad y el respeto que el oficio a través de los años nos va regalando tras mucho observar y poco hablar,a los que un día El Señor nos llamó  a esta bendita afición que es mandar un Paso.

Hoy es un día triste,porque se va al Cielo de los hombres buenos D.Antonio López..."El Lopez".

Se va como vino sin hacer ruido,con su personalísimo estilo de mandar:rancio y flamenco.He de confesar que me encantaba perderme entre la gente y escuchar cómo mandaba.Y cómo se volvía de espaldas confiando en su gente.

Cuanto nos queda por aprender de estos Señores que han dado muchísimo más de lo que han recibido a 
Sevilla y nuestras Cofradías.

Ahora que se va todo será homenajes y reconocimiento s...Su familia y sus Amigos los recogerán con mucho agradecimiento.Pero sus COSTALEROS,se sentirán huérfanos para SIEMPRE,y éstos como él No querrán palmadas en la espalda ni largos discursos...Se darán la vuelta y mandarán de Frente...Porqué las Cofradías están para entrar y Salir...Pero al Cielo de Sevilla Antonio sólo entran los Elegidos...Y tú ya estás allí.

Un abrazo fuerte 
S.Perales

lunes, 6 de junio de 2011

D.Enrique Castro...Un Gran Señor de Sevilla!

Hoy Enrique me he enterado que te has ido, que después de una angustiosa enfermedad,nos abandonas.Te vas si; pero no nos dejas, porque tú vas estar Siempre en Sevilla y su Historia, vas a estar vivo en los corazones de los que te quieren y te van a recordar. Ese es el homenaje, que Sevilla hace  a sus Grandes Señores. 

"El mundo cofrade”, que es una ventana mágica al universo inmenso de lo inmortal .Que atrapa corazones y los hace eternos, por el simple propósito de tenerlos siempre...fue el que te condujo de niño al costal, y con la maestría de otros tiempos tomaste la alternativa debajo de los pasos, durante años enseñaste el oficio a muchos que se arrimaron a tí, que seguro todavía hoy te recuerdan. Más tarde pudimos disfrutar de tu sabiduría como Contraguía, desde lejos como mandan los canones,mandabas el paso desde atrás.Con elegancia, como se hacen las faenas “cuajas”...Tu en tu sitio humilde y callado, "como te enseñaron, enseñaste"...Que curioso, que muchos gurús de la economía moderna  escriben cientos de libros sobre la inteligencia emocional,  y el  poder del liderazgo y tu desde la humildad y la coherencia podías haber dado clases magistrales con tu filosofía: la de saber estar siempre en tu sitio...Dejas Enrique a  mucha gente que te quiere,y  un batallón de costaleros a los que al oído les dijiste como había que hacer las cosas.Seguro que alli arriba vas estar con mucha gente "güena", aquí entre otros, tu Hijo Sergio, tus Sobrinos José Antonio, Javier y Alberto Bermudo, no te olvidarán cada vez anden cerca de una Cofradía...

Vaya para tí un fuerte abrazo, de tu Amigo Salvador Perales, que tampoco te va a olvidar y que reconoce públicamente haber tenido el honor de trabajar contigo Una Cofradía....!

domingo, 24 de abril de 2011

La Última "Levantá".....de Mi Amigo Galiano.

Decía una letra de una canción que los besos más bonitos son los que nunca has dado y eso precisamente es lo que me ha pasó el pasado Viernes Santo, la mejor levanta será la que no he podido realizar.

En 24 años como costalero he tenido la suerte de dar muchas "levantás", buenas y malas, pero siempre recordaré la primera que dí en Semana Santa con Alberto Gallardo, encaró la puerta para salir desde la antigua capiila del Rosario (cuando salíamos a la calle Dos de Mayo) y nos dijo"Esta levanta va por la madre de todos ustedes, porque gracias a ellas yo puedo disfrutar de todos vosotros, Tooos por igual,,,AL cielo con Guadalupe,,,a esta es".

Hay seis levantas, que tampoco podré olvidar, acababan de llevarse al recordado Juan Carlos Montes en una ambulanciá y se acercò Curro Calderón (Segundo de Salvador muchos años) y tres secos golpes de martillo y a pulso "aliviao" nos fuímos hasta la capilla en un espeso silencio que siempre recordaré.
Al años siguiente con Gonzalo Carrión dimos una levantá justo en el Postigo de la que estoy seguro que le llevamos el techo del paso de palio a las puertas del cielo.
Después de cuatro años sin llegar a la Campana con la Virgen del Patrocinio, Paco Reguera, hizo una de esas levantá para recordar cuando dijo que "Ya os dije yo que no eran cuatro años perdidos, eran cuaro años viviendo para ello, para el Cachorro y para la Virgen del Patrocinio, no se perdían cuatro años, tos por igual valiente, A esta Es" (mientras sonaba el final de Señorita de Triana)

De Salvador hay muchas levantas para recordar, como la que hizo por los dos fiscales que mejor he tenido como costalero "Pedro Collado el 31" y Juan Antonio Fernández Toledo", al margen de las que siempre daba en la esquina de Rioja con Tetuan y es que esa esquina le trae muchos recuerdos ,,
El año pasado siempre tendré en mi cabeza la última levanta que su hijo Salvador Perales Leiva, hizo en la puerta de la entrada con su padre en el Hospital "Esta levantá, va por Salvador Perales Marcos el capataz de cofradías, capataz de este palio,  vuestro capataz y mi padre" 

Pero como decía al principio al final me quedaré con la levantá que nunca he podido dar, el pasado Vienes Santo cuando me despedí de Paco Reguera y de su hijo (Gracias por todo), Paco me dijo Galiano no te vayas que te quiero decir una cosa, este año tenía previsto como siempre parar el paso en la calle Castilla en la casa de Salvador y él te quería dedicar la levantá (me extrañó porque el Maestro Salvador no es muy dado a tocar un martillo del que no es titular),,,cuando salí a la calle me lo encontré y después de saludarnos, me dió una tarjeta con la levantá que tenía prevista realizar cuando la Virgen del Patrocinio llegará a su casa y que nunca pudo dedicarme, os al dejo de forma literal,,, yo la tarjeta me la quedo como el mayor de mis recuerdos.

"Galianooooo, tú quería este año haberte despedido el Lunes Santo y que yo te hubiera retirado, pero na tenido que ser la Virgen del Patrocinio, con la que oyeras mi voz. Esta levantá va por tí y por los 25 años que llevas derramando arte, compostura y sentimiento por las calles de Sevilla A ESTA ES"

Esta levantá no se ha dado , pero yo me la quedo como si hubiera pasado, porque siempre la podré imaginar.

miércoles, 30 de marzo de 2011

JOSÉ GALIANO BREVAL...Mi Amigo José..

Amigo Salva:
Te dejo esto por si lo quieres incluir en tú Blog, no me ganaré la vida con mi literato, pero está escrito con el
corazón...


Tuya es mi palabra,Galiano tuyas son mis letras,porque lo que tú sientes otros muchos lo han sentido y no lo han contado, y algunos otros aunque lo han escrito, jamás sintieron algó así..subete a mi atril, que es tuyo también...

“Ahí Queó”
Esas dos palabras que en tantas ocasiones escuché, con ansias y otras muchas veces con melancolía y tristeza, se me clavaron el pasado viernes cuando Paquito Reguera, nos dijo a la cuadrilla que este año se habían acabado los ensayos. Muchos se alegraron ,como yo lo hubiera hecho en otras ocasiones, pero este año es muy especial y ese era mi último ensayo como costalero. En el tiempo que uno puede tardar en quitarse la faja, guardar la ropa y sentarse mientras Guillen va repartiendo los bocadillos, se me pasaron veinticinco años de costaleros, de ensayos, de vivencias, de disfrute y también porque no decirlo de sufrimiento y de otras situaciones que mejor no recordar,,, ¿Cuántas cofradías hemos arreglado entre botellines y copas?,,,

Recuerdo como si fuera ayer, un jueves por la noche cruzando por el antiguo corte de Chapina, hoy ya Puente del Cachorro, camino de la calle Monsalves con mi amigo Martinez para realizar mi primer ensayo de costaleros y cumplir con mi sueño que siempre quise cumplir, llevaba el costal debajo del brazo y a pesar de empezar el ensayo a las diez de la noche, yo desde las ocho ya estaba dando vueltas por Triana  para que todos supieran que por fin iba a ser COSTALERO.

“Niño, tú cuántos años tienes” me preguntó Alberto Gallardo, dieciocho le contesté, creo que él mejor que nadie sabía que estaba mintiendo, pero no había mucho más donde elegir, en mi palo ese año sólo habíamos dos (Manuel Oliva y yo) por lo que tampoco podía rechazar a nadie. Cuando el secretario me pidió el carnet de identidad, le dejé una copia del carnet de mi hermano y durante tres años pasé de llamarme José a llamarme Antonio , pero yo no podía esperar más tiempo y ese año tenía que ser mi primer año de costalero. Por cierto eso de “falsear” mi identidad, me llevó a situaciones como cuando Alberto decía “Vamos con la quinta, Antonio ponte en la izquierda” y yo esperando a que ese Antonio se pusiera en su sitio, hasta que mi amigo Martinez me empujaba y recordaba que yo en la Cuadrilla de Guadalupe era Antonio y no José. Cuando Alberto se marchó y llegó Salvador Perales, recuperé mi verdadera identidad, ese año cumplía los 18 y ya podía volver a ser José,,,

Tres años después de mi inicio, llegó a la cuadrilla ese hombre bueno de la calle Castilla, del que nunca olvidaré como en su primer ensayo y después de igualar y  pasar lista su listero Alfonso Pacheco, me dijo “Galiano, vamos a hacernos ya la ropa”, parece una tontería pero en el primer día,  mi capataz me llamó por mi nombre y en ese momento empezó una amistad que durará hasta que su Vecino de la Calle Castilla nos llame a uno de los dos para estar a su lado, si,,, ese que nunca muere, pero siempre está Expirando.
El año de la muerte de Juan Carlos Montes, se juntaron todas las circunstancias para dejarlo, Salvador había dimitido como capataz y además ese año nació mi hija Marta, me costaba mucho encontrar la motivación suficiente para dejar a mi mujer sola  y irme a  ensayar por las noches con un paso lleno de sacos (todavía no había llegado la moda de las vigas). Ese año al regresar a casa después de un ensayo muy tenso, le dije e mi mujer que este año se acaba todo, pero Ella y alguna conversación con Gonzalo Carrión, me hicieron posponer mi decisión.

De pensar en retirarme, pasé a disfrutar como nunca de los ensayos, tanto que durante todo el año, me preocupaba de no perder la forma física (cuantos ensayos en el gimnasio con Amarguras en los auriculares) y es que cada vez que cogía unas pesas, yo estaba pensando en los ensayos, esperando como “ Agua de Mayo” los primeros ensayos y a pasear vigas,,,

Las circunstancias han hecho que mi retirada sea con la cuadrilla del Patrocinio, donde tan bien he sido recibido y tratado por todos, con un gran Capataz asolerado como Paco Reguera y sobre todo con uno de los mejores capataces que Sevilla tendrá en un futuro no muy lejano Paquito Reguera,,,,y es que a las personas hay que conocerlas y aunque al principio te pueda parecer un chaval “estirado” es una gran persona con una muy buena técnica y enormes conocimientos de lo que es una cuadrilla y de cómo mandarla. Me hubiera gustado retirarme con mi Capataz de tantos años Salvador Perales y con la cuadrilla donde empecé, pero mi Virgen de Guadalupe es así de caprichosa y las cosas no son como uno quisiera, son como Ella quiera.

Me voy y me retiro estando en plena condición física, pero el tiempo no pasa en balde y he decidido que uno se tiene que marchar y dejar paso a los nuevos, pero sin que nadie te diga nada y dejando tanto a tus compañeros, capataces y a ti mismo un buen recuerdo, y no manchar una trayectoria de tantos años, por apurar es retirada que a todos nos tiene que llegar.

Cuando terminé el viernes pasado el ensayo mi amigo Salvi (espero que pronto puedas tener tú oportunidad) me dijo “José , ¿qué te pasa estás muy serio? ¿te ha dado mucho el ensayo?”, no era cuestión de kilos, ahora te lo puedo decir, ese era mi último botellín y bocadillo, era mi último ensayo, en mi cabeza seguía escuchando las palabras de Paquito Reguera “Ahí queo”.

José Francisco Galiano Breval.

miércoles, 23 de marzo de 2011

¿Cuantas vueltas tiene La Ropa?

Ni que decir tiene, que todo costalero que se precie de serlo se ha hecho alguna vez esta pregunta: ¿Cuantas vueltas tiene La Ropa...? Unos dicen que dos y media, otros dicen que tres. Y otros con enrollar el costal, para que luego alguien se la haga, tienen suficiente. Pero La Ropa como decía "el Vargas" (contraguía del Penitente), unos de los mejores contraguías que ha dado Sevilla: "tiene las que tiene y cada uno sabe las que son”. Curioso verdad, pero cierto. Todos somos tan diferentes, que cada uno tenemos una media vuelta de más o de menos con respecto al canon clásico de lo perfecto, que es que caiga en "el sitio”. Y ese sitio es el punto de equilibrio donde deben caer los kilos, ni más arriba ni más abajo.

Y esto del costal no se aleja mucho al resto de cualidades de la "etnología cofrade" en el día a día de lo que acontece en esta  nuestra Sevilla, Hay pocos, pero ruidosos, que por más que se empeñen en demostrar y teorizar en lo perfecto, no consiguen encontrar la justa medida de sus costales, para pasear su Cofradía como Dios manda.

Todos sabemos  que una Ropa que no está bien hecha, por muy derecho que en la primera mano, se ponga el tío, al final lo dobla, lo hiere, y terminará "matando" al costalero, y no hay cosa más fea...al menos para mí, que una matadura en el cuello. Pero si solo fuera eso, más allá de lastimarse es capaz de lastimar a todos los que tiene a su alrededor todo esto en silencio, porque los kilos lo hacen callar, y sólo exclama de vez en cuando: ¿tu cómo vas? y otro de los que muy probablemente no ha encontrado su sitio, le responde: "yo bien!"...Y el resto que también callan,tiran "palante"....vamos a trabajar por derecho y dejar de callarnos, y denunciar a estos tunantes y sinverguenzas, y obligarles a que aprendan pero no a nuestra costa.

Con todo el rigor que guardan las costumbres, esto de las cofradías no se aleja, demasiado de lo que es la propia vida, vamos todos a mirar a nuestro alrededor y si alguno no lleva el costal, bien hecho, vamos con dos cojones a pegarle un tirón, y hacérselo de nuevo, y explicarle;cuantas Vueltas tiene su "Ropa”, antes que termine "matándose", o nos hiera a alguno de nosotros, porque todos podemos igualar algún día a su lado....Aunque de las “Igualás”  ya hablaremos otro día.....

miércoles, 9 de febrero de 2011

Aquel Lunes Santo...me diste la mejor lección...

La brisa llevaba, viento de lluvia y todos nerviosos nos mirábamos con la intención de preguntar: ¿saldremos este año...? Todos nerviosos menos tú Salvador; que sólo tenías nervios por mirarla, por llevarla despacio mecida a mecida, por acercarte a sus ojos en cada "levantá", y acariciar su alma con tu mirada, para decirle lo mucho que la quieres, tu manera. Para arrancarte del pecho mil piropos a tu Gente "Güena  de Abajo”, y acincelar con cadencias antiguas  del muelle de sal, a Bermudo, a Pilas, a Rivilla, a Andrés, a Galiano, a Rafa, a Arteaga o a Mejías...tú que  tantas veces te has roto la voz en cada “Chicotá”, aquél Lunes Santo casi te rompes de verdad, y casi haces que yo me rompiera Papa....pero no fue así…

Fue aquel Lunes Santo, y en apenas segundos después de la primera llamada, te agarras al respiradero con la mano izquierda y sin soltar el llamador, en el mismo atrio de la puerta, te desvaneciste en mi brazos...cogiste la mía con firmeza y una frase  salió de tus labios: "Salvi saca tú la Cofradía!...y en ese mismo momento todas las lecciones que desde los ocho años, cuando en un ensayo de “Los Negritos” me pusiste de contraguía con “el Vargas y Ruperto” me has ido recitando, todas las riñas y reprimendas; los consejos y advertencias y la forma de entender la vida y la Semana Santa. Todo me vino con claridad.....

Sereno, con compostura, y tranquilo porque delante de Sus Ojos nada malo podía pasarte, me dirigí frente al Llamador...y "Guadalupe" salió como si nada hubiera pasado. Con los cinco sentidos en el trabajo. Atento a la gente, cuidándola y asumiendo tu responsabilidad como mía...esa ha sido tu mejor lección para hacerme Capataz...enseñarme a asumir cual es mi responsabilidad; porque eso pensé Aquel Lunes Santo!...aceptar mi responsabilidad y llevarla con mimo como si fueras tú mismo.

De nuevo D.Salvador me diste una lección, la mejor lección que un hombre puede dar a otro, esa que cuentan las novelas y la leyendas, las de los libros e historias y tú en Plena Semana Mayor de Sevilla, le diste a tú hijo aquel Lunes Santo.Me enseñaste que todos debemos aceptar nuestra responsabilidad, tener compostura y palabra y que los pasos hay que mandarlos con el Corazón y el Alma....y uno debe confiar en su gente Siempre,Siempre,Siempre!

Lección aprendida Maestro!

lunes, 7 de febrero de 2011

¿Estas puesto? mira que voy a llamar....

Estas puesto?, mira que voy a llamar....que bonito recordar aquellas voces antiguas de mando, las recias y claras ordenes, que abajo se escuchaban en silencio y con respeto, algo que hoy no es que sobre, sino que apenas existe entre unos y otros, los que pretenden  sumar y los que claramente se empeñan, con saña en restar, escondidos con sus miedos y ataduras unos sobre otros.....Yo que conocí personalmente a muchos de los antiguos y  conozco también a otros contemporáneos, que hacen honor a sus antepasados. Pero me avergüenzo de  unos cuantos personajillos tristes, grises, ruines y mezquinos que juegan a ser lo que nunca llegarán a ser de verdad, y ni siquiera pronuncio la palabra que a toda costa ellos quieren y esperan que sus adláteres pronuncien entre copas, en bares y tabernas de los barrios en los que les hubiera gustado vivir y crecer...porque es curioso, que estos engañabobos nunca son del barrio de sus amores. Todo es un ejemplo de espejismo de algo que anhelan ser a la fuerza....

¿Pero hasta donde va a llegar esto Dios mío?, ¿es que nadie pone el grito en el cielo y pregunta aunque ofenda?, es que todo es posible?, pues eso parece; pero no lo es, porque en este punto donde parece que todo está perdido, estos monitos de feria que prácticamente se cuelgan de barras de bares en vez de arboles, están identificados y calados y desde la sobriedad del que no avisa, los demás los que hacen honor a la palabra Capataz, los de cuna, los de sangre, los de estirpe, de trabajo de trabajadera, los de aprendiz leal y observador...prácticamente todos menos esos pocos que entre ellos apenas se hablan, y que parecen muchos, porque se dedican a hacer daño y ruido...los irán apartando para que se vayan de una vez para siempre y dejen de jugar a hacer daño y desprestigiar a todos los señores que forman este Gremio.

Llama cuando quieras.....!